ASCENSOS AL ECHARSE LAS PALOMAS, LOS HICIERON LEONEL, HIPÓLITO Y AHORA DANILO

Por JULIÁN HERRERA

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Los ascensos en periodo de transición presidencial de coronel a general de brigada en las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y hasta en los bomberos, han sido recurrentes en los gobiernos de Hipólito Mejía (PRD), Leonel Fernández (PLD) y ahora Danilo Medina (PLD).

Estos presidentes, antes de salir del poder, se han asegurado de dejar una estructura de generales en las instituciones militares y policiales, incluyendo, como en el caso de Hipólito Mejía, en los bomberos de las principales ciudadades, sin tomar en cuenta que entren conflicto con la Ley Orgánica de ambas instituciones (FF. AA y PN) o que puedan generar disgustos en los jóvenes oficiales que esperan por los ascensos.

Esta semana el presidente Danilo Medina emitió los decretos-263-20 y 264-20 en los cuales asciende al rango de general de brigada a ocho coroneles de la Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

 

 

Estas promociones de rangos durante el periodo de transición, ha desatado una corriente de reacciones en favor y en contra; hay quienes aseguran que son violatorios de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y a la de la Policía Nacional, mientras en el seno de las instituciones militares aseguran que el Presidente de la República, y sólo él, tiene protesta para ascender al rango de general o almirante, por su condición de Comandante en Jefe de ambas instituciones.

Los nuevos generales del Ejército de la República Dominicana (ERD) son Rafael Vásquez Espino, José Manuel Durán Infante y Ricardo Castillo Terrero, este último hermano del empresario Gonzalo Castillo, candidato presidencial en las recién pasada elecciones por el gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Mientras que Huáscar Darío González Payano pertenece a la Fuerza Aérea Dominicana (FARD), y es oficial de confianza de un hermano del presidente Medina, quien lo ha mantenido por seis años seguidos dirigiendo el Cuerpo Especializado de Control de Combustible (CECCON), una de las entidades militares de mayor influencia y que maneja un gran presupuesto.

El párrafo 1 del artículo 122 de la Ley 139-13 de las Fuerzas Armadas reza: “Queda establecido como única fecha (febrero) para ascensos institucionales en la semana conmemorativa de la Independencia Nacional de cada año,” pero los más recientes fueron realizados en julio, a menos de un mes de la entrega de mando.

Los ascendidos a generales de brigadas en la Policía Nacional son los coroneles Pablo Francisco Ortega Brito, Eddy Francisco Pérez Peralta, Frank Feliz Durán Mejía y José Antonio Ceballo.

Igual que los ascensos en las Fuerzas Armadas, los realizados en la Policía Nacional también están siendo criticados dentro de la institución, porque varios de los favorecidos no cumplen con los requisitos de tiempo y preparación.

En el caso de la Ley Orgánica (590-16) de la Policía Nacional no establece fecha para los ascensos, aunque es muy específica en cuanto a los requisitos para que un oficial o alistado sea ascendido al rango inmediato.

Se refiere al su artículo 83 de la referida normativa, donde dice que los miembros de la Policía Nacional podrán ser ascendidos de rangos dentro de su nivel respectivo cuando hayan cumplido el tiempo mínimo de antigüedad en su grado de servicio y reúnan los requisitos académicos, disciplinarios, de referencia y eficiencia, establecidos en la Ley y el Reglamento de Ascensos de la Policía Nacional.

En 2004, cuando Leonel Fernández asumió por segunda vez la Presidencia de la República, las Fuerzas Armadas iniciaron un proceso de revisión de los ascensos que se hicieron en los dos últimos años de gobierno de Hipólito Mejía. Tras la revisión dispuesta por el gobierno de Fernández, cientos de oficiales superiores y subalternos fueron degradados al rango anterior, porque fueron promovidos con apenas dos y tres años en el servicio.

Las tres instituciones militares (Ejercito RD, Fuerza Aérea RD y la Armada Dominicana (AD) tienen 122 generales, que sumados a los cuatro últimos ascendidos la pasada semana, ahora son 126 entre generales de brigada y mayores generales.

Hasta el pasado lunes 20 de julio la plantilla de generales en la Policía Nacional era de 40 en servicio activo, pero con los nuevos ascensos aumentó a 44, incluyendo a un mayor general director de la institución policial.

Sin embargo, cabe subrayar que el Presidente Danilo Medina no había realizado en los últimos cuatro años ascensos de coronel a general de brigada, aunque sí a más de 400 al rango de coronel y teniente coronel.

En marzo de 2012, el presidente Leonel Fernández, que para entonces no se presentaría como candidato presidencial de su partido (PLD), emitió el decreto 86-12 en el cual ascendió a siete coroneles a generales de brigadas.

El decreto favoreció a los coroneles de la policía Ney Aldrin de Jesús Bautista Almonte (actual director de la Policía Nacional), Jorge Mancebo Bautista, Máximo Arturo Báez Aybar, Francisco Martínez Rodríguez, Boris Carlos Goico Campagna, Alejandro Dipré Sierra y Bartolo Gil Melo.

En su momento, estos ascensos también fueron cuestionados a lo interno de la institución, argumentándose que no todos reunían las condiciones de tiempo en rangos y preparación para ser promovidos a generales de brigadas; además se criticó que se hicieron cuando ya el presidente Fernández se preparaba para entregar el gobierno a Danilo Medina.

Sin embargo, estos ascensos se hicieron amparados en la vieja Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (873-78), que no establece fechas para realizar las promociones de rangos en las instituciones militares, y le daba un poder discrecional al presidente.

En agosto de 20o4, dos semanas antes de que el presidente Hipólito Mejía entregará el poder Leonel Fernández, emitió varios decretos ascendiendo al rango de general de brigada a 14 coroneles de los cuerpos de bomberos de varias ciudades de provincia y del Distrito Nacional.

Dentro del grupo de generales favorecidos, figuraba uno que dirigió un movimiento de apoyo político al intento de reelección de Hipólito Mejía, y otro que recién cumplía 80 años de edad.

Con igual número de decretos, fueron ascendidos a generales de brigadas de los cuerpos de bomberos José Ramón Hadad Pichardo, Nelly Altagracia Ortega, para entonces tenía 80 años de edad, Juan José Requena, Fausto Miguel Collado Núñez; de brigada Francisco Abreu Hernández, Federico Ares Germán, Víctor Féliz Candelario Jorge, Eugenio Rodríguez Montero y Carlos Rafael Valera Castillo, entre otros

Impactos: 10

Deja un comentario