DIRECCIÓN TEATRO CIBAO JUSTIFICA CAMBIO IMAGEN; ALEGA MAL INTERPRETARON COBROS USO JARDINES (vídeo)

Por MÁXIMO LAUREANO

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.- La llegada de caras nuevas al Gran Teatro del Cibao (GTC) ha generado reacciones en la población con medidas que van desde la regulación (pagos) por el uso de los espacios externos (jardinería), hasta un cambio de imagen institucional (logo) que ha sido rechazado por algunos sectores locales.

Estas reacciones se han multiplicado en la comunicación virtual, sin la excepción de sectores conservadores que han reaccionado alarmados y advierten sobre una presunta privatización de la institución.

Estos grupos han motorizado las manifestaciones en redes sociales, al punto que se atribuye a una élite de clase media alta tener intenciones de secuestrar los espacios del Gran Teatro del Cibao, inaugurado en el último período presidencial de Joaquín Antonio Balaguer Ricardo 1994-1996.

En medio de las críticas por las decisiones anunciadas y los debates está el actor Luís Marcell Ricart Grullón, la cabeza más visible de la nueva dirección de la institución, a quien la población ha identificado como  responsable de los cambios en el GTC.

Para muchas voces que están del lado externo del cerco  de la institución cultural,  el director Marcell Ricart Grullón, representa la intención de cambios para el teatro, cambios que aunque no han sintonizado con todos los sectores, están en marcha.

 

Ricart Grullón persigue el objetivo de lograr una transformación en el teatro, desde  el rediseño del  área verde,  restablecimiento de los mobiliarios, con más de 15 años de uso,  hasta  la agenda de actividades, que serían presenciales, a partir de diciembre 2020, si las condiciones de la pandemia lo permiten.

Ricart Grullón, establece que  la administración está en su primer mes de trabajo, lo que considera es un proceso de   reorganización y evaluación  para determinar que encontraron y saber que requieren para mantener en pie una institución cuyo costo de mantenimiento es RD$ 500, 000.00  mensuales, según afirma el funcionario.

El funcionario ha denunciado que el Patronato que se creó para gestionar recursos y velar por el cuidado del  GTC,  no  funciona en la actualidad. De ahí que agrega que el sector privado debe involucrarse, en el cuidado de la institución.

En relación a los recursos Luis Marcell,  ha dicho que las cuentas están en rojo,  ya que la generación de recursos está paralizada desde marzo, cuando  inició la pandemia del coronavirus.

Aclaró que  el GTC, está creado para autogestionar recursos  con las actividades, para el mantenimiento, desde el  Gobierno,  se garantiza la nómina, a través del Ministerio de Cultura.

“Cuando llegamos encontramos que la administración anterior  había puesto la alfombra del primer nivel y se habían corregido problemas como las filtraciones y la climatización  de la sala principal (Restauración),  dijo Marcell Ricart Grullón, a la redacción de acento.com.do.

Agregó que además de reponer los mobiliarios, en estos momentos también es prioridad la reparación de los baños usados por el público, los cuales  según evaluaciones tienen problemas con las tuberías internas, también está en agenda completar la sustitución de las alfombras en los pisos dos y tres.

En la agenda  de las  de los primeros  100 días de gestión se suma una evaluación a la estructura física del  teatro por parte del Ministerio de Obras Públicas,  ya que hay indicaciones técnicas en las cuales se establece que el edificio de 25 años de  construcción, fue levantado encima de una corriente de aguas subterráneas.

“Otra prioridad  es mejorar los salarios, que hemos encontrado aquí, porque los mismos no son salarios dignos”, afirma  Ricart Grullón.

Defiende medidas.                                     

En relación a establecer una  cuota por el uso del área de jardinería y el loby del local, cuyas medidas han generado reacciones diversas de la población de Santiago, el director  del Gran Teatro del Cibao, ha dicho, que el anuncio fue mal interpretado porque  no se han establecido cobros, sino, que lo que se hablado es de  una colaboración voluntaria de los usuarios.

En las redes sociales circuló un anuncio en el cual se advertía que para  tomar fotos y hacer filmaciones en los jardines y el loby del  GTC, se requería de un permiso, diligenciado al menos 24 horas antes, a lo que se sumaba un pago entre RD$ 2, 000.00 y RD$ 2, 500.00.

El funcionario  ha dicho que se trata de poner un control en el uso de las áreas de los espacios de la institución y evitar que  entren personas sin identificación que luego no puedan responder por algún daño.

“Debiéramos toda la ciudadanía ir en masa, para los jardines del Gran Teatro del Cibao, para tomarnos fotografías”, refiere el gestor cultural, Rafael Almánzar.

Cambio de imagen.

Luis Marcell Ricart Grullón, justificó que el cambio de imagen (logo) que se ha hecho en la institución, el cual  ha sido  rechazado por muchos sectores que han explicado, que  el mismo no se corresponde con la identidad de la institución.

Ricart Grullón, alega que así como se han hecho cambios en otras instituciones, lo hecho con el GTC. Agregó que tras evaluaciones, convino que  poner la  fachada de la institución, junto al símbolo del Monumento a la Restauración, que representa a Santiago y el Cibao, agrega  valor al trabajo gráfico.

“La comunidad artística y cultural de Santiago no está de acuerdo con el cambio del logo del Gran Teatro del Cibao. Es un diseño carente de originalidad y creatividad que lo único que se ha hecho es colocar encima del logo del Teatro Nacional Eduardo Brito el Monumento a los Héroes. El logo original del Gran Teatro del Cibao, diseñado y donado por el renombrado y prestigioso arquitecto santiaguero Nelson Viñas, hace 25 años por motivo de su apertura, reúne los elementos gráficos apropiados en su simbolismo y ha identificado a la institución durante todos estos años”, ha opinado en el músico Rafelito Mirabal, en su cuenta de Facebook.

Impactos: 4

Deja un comentario