DESALOJO EN CIENFUEGOS TRANCA JUEGO PARA TERMINAR AVENIDA CIRCUNVALACIÓN

Por MÁXIMO LAUREANO

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.- El tramo vial para conectar la Av. Circunvalación Norte con la Circunvalación Sur, cruzando el distrito municipal Santiago Oeste (Cienfuegos), está “a tiro de hit”, como se dice popularmente, pero el Gobierno tiene de frente el desalojo de unas 85 familias y esta situación tiene el juego trancado.

Aunque el presidente Luis Abinader proclamó a mediados de septiembre del 2020 que esta obra sería una de las prioridades de los primeros 100 días del Gobierno, los trabajos han avanzado muy poco.

Aún no está claro el desalojo, mientras las familias hablan de las dudas que tienen sobre el proceso y dicen que solo se mueven de allí con su dinero en mano.

Según ha dicho el arquitecto Alexis Sosa, director de Obras Públicas para Santiago y región norte, se ha programado para terminar el proyecto en el corto plazo, pero admite que los  trabajos se han retrasado porque aún no se ha resuelto la situación del desalojo, dificultad que achaca a un aspecto humano.

La primera parte del trazado fue hecho en la pasada gestión del presidente Danilo Medina (2012/2020), desde la conexión con la Av. Circunvalación Norte (inaugurada en 2014) y la Autopista Presidente Balaguer (Santiago/Navarrete). Está terminado hasta el canal Ulises Francisco Espaillat, en Santiago Oste (Cienfuegos), separado por un caserío de la  avenida Tamboril, donde conectaría.

La Av. Tamboril conecta con las avenidas Circunvalación Sur y 27 de febrero, a la entrada del distrito municipal Santiago Oeste.

Los promotores de la obra entienden que el corredor ayudaría a descongestionar el tránsito, de entrada y salida de Santiago con relación a los pueblos de la Línea Noroeste y Puerto   Plata.

Pero la opción vial está lejos de comprobarse, porque primero hay que resolver el problema de los moradores del barrio ubicado en el trazado del proyecto.

Aunque muchas de las  edificaciones familiares y comerciales están notificadas sobre el proceso, los residentes alegan que no conocen mucho de la situación. Algunos consultados por el equipo de acento.com.do sobre el proceso de desalojo afirman que solo saben que hay un proyecto para la continuación de la avenida y que se les pagará por sus viviendas.

Agregan que no manejan informaciones sobre cuánto recibirán por sus propiedades. No obstante, otros se contradicen y afirman que los montos ofrecidos no se corresponden con el valor de sus casas.

“En cuanto a estudios, diseño y proyecto, todo eso está resuelto; el tema básicamente ha sido con las personas que viven ahí”, afirma el arquitecto Alexis Sosa.

Agrega que como gobierno han procurado ser cuidadosos para evitar cometer errores del pasado, cuando según afirmó se desalojaba a las familias sin prever consecuencias.

“Ya hay 30 personas que entregaron sus pagos, hay algunos documentos que ya se están manejando, hay otra parte que ya se está elaborando”, agrega Sosa sin ofrecer detalles del costo del tramo pendiente ni de cuánto se le pagaría a las familias.

El funcionario aseguró  que, para completar el tramo, se requiere desalojar a 35 de ellas en una primera etapa y a 53 familias más en una fase posterior.

Alexis Sosa ha dicho que se les ha dado plazos a las personas “para que se reubiquen”, pero muchos de los consultados en el barrio contradicen tales planteamientos y alegan que no se les ha hablado de tiempos para dejar el lugar.

Con la terminación del tramo que uniría la Av. Circunvalación Norte, desde la Autopista Presidente Balaguer, con la Av. Tamboril y Circunvalación Sur, se dinamizarían las actividades en el distrito municipal de Santiago Oeste, según plantean los promotores del proyecto

Impactos: 31

Deja un comentario