Para: David y Roberto

Domingo Ureña

Domingo Ureña

No quería contestar a los dos profesionales del micrófono que tienen un espacio en el canal Luna TV 53, porque me enseñaron que cuando dicen algo malo de ti la gente valora quien eres y cuál es tu comportamiento en la sociedad, más si eres persona publica y tiene de una forma u otra seguidores para el cual tiene que dar respuesta de tus acciones nunca debes temer, porque siempre la verdad emergerá a flote.

“No ofende quien quiere sino quien puede” sé de donde vienen los ataques que de manera irresponsable emitieron los llamados “Los Opinadores” David Lantigua y Roberto Tineo quienes son peones del sistema de la administración municipal y que cuando se hace cualquier denuncia en contra del dueño del circo, como del mono mantienen sus payasos para denigrar a quien se pronuncie.

El veneno en la comunicación es sutil y muy potente cuando se hace con saña y maldad, más cuando viene de persona que trabajan basado en su malsano y definido propósito de hacer daño, se debe tomar en cuenta. Aunque estas acciones reducen nuestra concentración y pensamiento al colmo de obligarnos a concentrarnos en pequeñeces, en cosas sin importancia.

Solo quiero aclarar que no es cierto los chisme de patio emitido por los comunicadores en cuestión, no tengo relaciones con ningunas de mis compañeras de trabajo, soy respetuoso del espacio de cada quien en su área. Además quiero dejar claro que soy responsable de mis actos y hechos, por lo que puedo andar con mi frente en alto en mi ciudad de Santiago y ustedes podrán decir para denigrarme que soy mujeriego, pero nunca corrupto ni  arrogantes, que son los virtudes de sus defendidos.

Para terminar: Quisieran los perros del potrero, Por siempre acompañarnos pero sus estridentes ladridos, Sólo son señal de que cabalgamos.