Peledeístas Santiago se tiran las cajas y los cajones por las primarias abiertas

Monchy Rodríguez, presidente del PLD, en el municipio de Santiago

Máximo Laureano

SANTIAGO, República Dominicana.-El debate por la Ley de Partidos, aprobada en el Senado, con el sistema de primarias abiertas y envío a la Cámara de Diputados para su posible sanción definitiva, ha desatado un debate intenso entre los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en Santiago, una de las principales plazas electorales de la República Dominicana.

En esta demarcación reconocidos “danilistas” y “leonelistas”, se tiran “las cajas y los cajones”, en la defensa y rechazo del sistema propuesto, para la elección de los candidatos del 2020.

Para algunos dirigentes leonelistas es irresponsabilidad aprobar primarias abiertas y simultáneas, por el costo que representaría para el Estado. Otros consultados por acento.com.do, consideran que la Junta Central Electoral (JCE) no tiene la capacidad para administrar y organizar un proceso de este tipo, donde todas las organizaciones realicen las votaciones internas en mismo día.

Otras voces, danilistas, dicen que es un proceso que transparenta la escogencia de los candidatos, que fortalece el sistema de partidos y que da mayor oportunidad de elección al pueblo.

El profesor José Izquierdo, quien fuera gobernador de Santiago, en la gestión de Leonel Fernández, agrega que lo que busca el danilismo es imponer un candidato, para evitar que el expresidente regrese como candidato

Altagracia González, diputada de la orientación leonelista, considera que el sistema de elección de los candidatos en los partidos políticos debe dejarse como está.

“El que tenga sus primarias abiertas, que haga sus votaciones abiertas, el que las tenga cerradas, que las deje así. Creo que todo debe quedarse como está, porque usted no puede permitir que vayan a mandar en su casa”, dijo la legisladora del PLD.

Es un error de los compañeros

“Es una falta de visión de los compañeros que tratan de individualizar lo de las primarias abiertas”, dice Ramón María Rodríguez Flores (Monchy), director de Pasaportes, reconocido danilista de Santiago.

El dirigente político, quien es además el presidente del PLD, en al municipio de Santiago y viejo danilista, considera que el proceso de las primarias abiertas fortalecería el sistema político, porque aleja la manipulación que se suele ejercer en los grupos políticos en las votaciones internas.

“Es un error pensar que desde el Gobierno se promueva la Ley de Partidos con el sistema de primarias abiertas con la intención de impedir una posible candidatura del ex presidente Leonel Fernández”, advierte Monchy.

Asegura que ir a un proceso de votaciones internas donde haya un árbitro con potestad para fiscalizar, como es la JCE, es lo mejor que puede pasar desde el punto de vista electoral.

Funcionarios temen salir del poder

José Izquierdo

José Augusto Izquierdo Reynoso, unos de los leales a Leonel Fernández, que ha tenido mayor presencia en los medios de comunicación para manifestar sus críticas al gobierno de su partido, por presuntamente dejar fuera de la administración pública a los dirigentes del “leonelismo” en Santiago, ha reiterado que el sistema de primarias abiertas vulneraría el sistema de partido y la institucionalidad.

Según Izquierdo Reynoso, los motivadores de las primarias abiertas en el PLD son los danilistas, que según su punto de vista son funcionarios que temen salir del poder.

El profesor José Izquierdo, quien fuera gobernador de Santiago, en la gestión de Leonel Fernández, agrega que lo que busca el danilismo es imponer un candidato, para evitar que el expresidente regrese como candidato.

Mayor decisión a la gente

Mélido Guzmán, regidor del PLD, en Santiago, de las filas de Danilo Medina, considera que el sistema de primarias abiertas permite oportunidad de decisión a “los hijos de machepa”, a los comunitarios, a la gente del pueblo, es decir, tomar decisión y estar en igualdad de condiciones con otros sectores.

Mélido Guzmán

“Esa es la ventaja, que esa gente puede decidir, porque esa son las gentes que votan por uno en las elecciones”, dijo Guzmán, quien se suma a los que opinan que en la votación con primarias abiertas es más difícil manipular resultados.

“Las votaciones para elegir las autoridades de un partido, esas sí tienen que ser cerradas, pero para elegir los candidatos no”, precisó.

Debe ser rechazado en la Cámara de Diputados.

“Pienso que se trata de una iniciativa desafortunada, que debería ser rechazada en la Cámara de Diputados. Imponer un modelo de primarias a los partidos políticos es inconstitucional”, dice Raúl Martínez, del cuadro del leonelismo.

El exfiscal pina que las primarias abiertas agreden la libertad constitucional.

“En otro orden y no menos importante, la obligación de realizar primarias abiertas implica un elevadísimo costo económico para el Estado”, establece Martínez.

“Es una irresponsabilidad pretender que el dinero público se gaste en eso. Como si todo esto fuera poco, desde el punto de vista logístico son muy difíciles de organizar. En resumen, es una mala idea que debería descartarse”, alega Martínez.

La junta no tiene capacidad.

El profesor Hipólito Martínez, con tendencia conservadora dentro del PLD, aunque con inclinación leonelista, cree la JCE no tiene capacidad para montar primarias abiertas, porque es un asunto de lógica y logística que tiene que ser estudiado desde la ciencia política.

Martínez advierte que una votación simultánea en todos los partidos sería un caos. “Creo que si hay primarias abiertas, deben de ser en días distintos”, expresó.