Lucha del sindicato y los funcionarios de Coraasan, en las calles y en los tribunales

Máximo Laureano

SANTIAGO, República Dominicana.-Una marcha motivada por el Sindicato de Trabajadores de Coraasan (Sitracoraasan) llevada a cabo este miércoles 8 de agosto para reclamar el cese de los maltratos a los empleados por parte de la administración de la Corporación  de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), selló una nueva etapa en el enfrentamiento que mantiene  la institución con el gremio.

Con esta marcha, la lucha sale  de los linderos de la Coraasan para buscar el apoyo de otros sectores, pero además  los directivos del Sitracoraasan,  han anunciado que para el próximo 22 de agosto, del 2018,  van a la primera audiencia en los tribunales para discutir  la situación de los siete delegados del Sitracoraasan que fueron cancelados,tras la denuncias sobre los privilegios de los allegados a la  gerencia de la institución estatal.

José Enrique Bautista Álvarez, periodista, quien trabajaba en Coraasan desde el 2004, encabeza la lista de los siete cancelados.  Bautista Álvarez, es también reconocido por su afinidad con el grupo que apoya al ex presidente Leonel Fernández. Ya había sido movido del departamento de Relaciones Públicas a Comunitarios y luego a una estación periférica, en Bella Vista.

Otros cancelados son Vianca Tavárez, Seferino Muñoz, Ernesto Tavárez, Edwin Otenwalder, Ricardo R. Marcelo y Jefrey Polanco.

En la caminata, los representativos del Sitracoraasan reclamaron la reposición o indemnización de los  empleados cancelados como lo establecen los reglamentos sindicales.

También denunciaron  que en la Coraasan  han estado  bajo amenazas y que se les quiere impedir el activismo, el favor de los empleados, en violación al derecho a la protesta social.

El Sitracoraasan también denuncia que hay planes de fraguar un plan de privatización de la Coraasan y la desaparición del sindicato. El Sitracoraasan contó con el apoyo de  representativos de la Marcha Verde.

Contraparte

Para contrarrestar las denuncias del Sitracoraasan, la gerencia de Coraasan ha dicho que las denuncias están sustentadas en una presunta campaña de descrédito montada en contra del director general,  Silvio Durán.

La campaña estaría montada, por empleados en acuerdo con  miembros del sindicato  y personas que estuvieron en la dirección de la institución.

Asimismo, los funcionarios de Coraasan han divulgado documentos, entre estos algunos mensajes sin firma, en los cuales culpan a los directivos del sindicato de llevar el caos a la institución.