El robo de un ventilador de RD$ 2 millones convertido en misterio de la impunidad

Máximo Laureano

Vista parcial del Hospital José María Cabral y Báez., luego de la remodeiación.

SANTIAGO, República Dominicana.- Tras 11 años de hacerse pública la desaparición de un ventilador en el Hospital José María Cabral Báez, ninguna autoridad médica, ni los investigadores que se suponen son responsables del caso han dicho “esta boca es mía”, con respeto al equipo, que para esa fecha costaba RD$ 2 millones, según declararon en ese momento representante del Ministerio de Salud Pública.

En espera de la recuperación del ventilador, ya han desfilado por el Ministerio de Salud, los médicos, Bautista Rojas Gómez, Freddy Hidalgo, Altagracia Guzmán Marcelino y ahora está en el cargo, Rafael Sánchez Cárdenas, ninguno han dado una respuesta convincente, respeto a la desaparición equipo.

Tampoco los directores del Cabral y Báez, han convencido con sus explicaciones, el médico ginecólogo, Andrés Rivas, fue el primero en saltar del cargo, tras el escándalo. El médico cardiólogo Nelson Báez Noyer fue nombrado director del hospital, con rango de viceministro de salud, amparado en el decreto 481-07 y se le encomendó entre otros problemas resolver el aclarar lo relativo al ventilador, Báez Noyer, estuvo en el cargo desde el 03 de septiembre del 2007, hasta agosto del 2011, sin responder al pueblo sobre el paradero del ventilador. El médico urólogo Rolando Báez, quien estuvo como director hasta el 27 de abril del 2015, tampoco aclaró el caso y el director actual Ernesto Rodríguez, quien sustituyó a Báez, parece no estar enterado del tema.

Detalles.

El 28 de agosto del 2007, el presidente del Colegio Médico, en Santiago, Gilberto Tejada, alertó sobre la desaparición del ventilador en el Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez. A la fecha las autoridades no podido dar una respuesta a la población sobre el robo del aparato, que según afirmó el médico José Rodríguez Aybar, para entonces viceministro de Salud, tenía un costo de dos RD$ 2 millones.

El 30 de agosto del 2017, una junta del Gobierno encabezada por autoridades del Ministerio de Salud, intervino el centro de salud, con el fin de aclarar la situación, el entonces gobernador de Santiago, José Augusto Izquierdo Reynoso, dijo que en ese hospital siempre se habían perdido cosas.

“Lo que les estoy diciendo a ustedes es que en las próximas horas nosotros vamos a intervenir para resolver todos esos problemas que afectan el hospital”, refirió el gobernador.

En relación al robo del equipo tanto las autoridades del Ministerio de Salud, han referido que hay una investigación en la Policía, pero 11 años después, no se sabe que pasó con la desaparición misteriosa.

“A nosotros nos correspondía entregar ese caso a los organismos investigativos. Nosotros aspiramos que en algún momento, eso se esclarezca”, afirmó Bautista Rojas Gómez, el pasado 10 de septiembre del 2008, al ser cuestionado el caso.

“Ya es un hecho que hay que buscar el equipo fuera del hospital, y ya las autoridades que están encargadas de la investigación iniciarán el proceso de búsqueda”, manifestó Báez Noyer, en su primer encuentro con la prensa como nuevo director, tras ser posesionado el 03 de septiembre del 2007.