Gobernadora de Santiago afirma que la posición mas alta en el PLD es la de miembro

Máximo Laureano

Ana María Domínguez, gobernadora de Santiago.

SANTIAGO, República Dominicana.-Ana María Domínguez Hernández, gobernadora de Santiago,  declara con orgullo que no tiene un alto rango en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), pero afirma que  la categoría más alta en la organización oficialista, se la dio  Juan Bosch, cuando la juramentó como miembro.

La funcionaria recién juramentada en el cargo tras sustituir a Aura Toribio, quien  fue designada directora de Pasaportes, habla de su amistad con el presidente Danilo Medina y de sus años de militancia en el PLD, partido al que ha dedicado su vida.

“Tengo la categoría más alta en el partido según Juan Bosch, cuando me juramentó, ser miembro”, dijo  la gobernadora a la redacción de acento.com.do en Santiago.

La funcionaria afirma que  tiene una militancia de  más de 30 años en el PLD y  habla de su disposición de trabajar con el presidente de la República, Danilo Medina,  de quien dijo es su amigo.

“Amiga del Presidente y decidida a representarlo dignamente como gobernadora de la provincia de Santiago”, dijo Domínguez Hernández.

 

Trabajar por Santiago

Ana María Domínguez, gobernadora de Santiago

Sobre su gestión asegura que su prioridad  en los meses que restan del 2018, es procurar que las autoridades terminen las obras que están en proceso en la provincia de Santiago.

“En lo que resta del año la meta es dar seguimiento a todas las obras inconclusas, fortalecer las relaciones con todos los que dirigen instituciones del Estado para coordinar, planificar los trabajos que van en beneficio de la comunidad, manejar mejor los recursos y dar respuestas oportunas a las necesidades planteadas por los comunitarios”, resume la gobernadora de Santiago, Ana María Domínguez.

La funcionaria, dijo que la principal obras de Santiago en estos momentos es la reconstrucción del Hospital José María Cabral Báez, y la construcción de varias escuelas y estancias pendientes de entregar.

Una reparación que data de cinco años

El proceso de   reconstrucción del Hospital Cabral y Báez inició el 24 de  julio del 2013, y aunque se anunció que se entregaría en  menos de dos años  ya se han sumado  cinco y dos meses.

El costo de la reparación, que en principio se situó en 1,300 millones de pesos, ya ha doblado esa cantidad, y no se vislumbra que se vaya a concluir en lo inmediato.

Para el actual director de  la Oficina Supervisora de Obras del Estado (OISOE),  Francisco Pagán, el edificio del Hospital Cabral y Báez tiene una estructura similar a las de los hospitales que se cayeron en México con el terremoto de 1985, razón que ha motivado hacer los reforzamientos que han tomado más del tiempo estimado.

La gobernadora también habla de  limitaciones de recursos en las instituciones, lo que complicar la respuesta a las necesidades que requieren los ciudadanos.

“Me refiero a las necesidades que plantean las comunidades de forma colectiva, en la medida que se desarrollan y crecen (asfaltado, contenes, infraestructuras, escuelas, hospitales, cementerios, acueductos, electricidad, parques, áreas verdes, etc) y las que plantean de forma individual, medicinas, procedimientos, comida, viviendas, asistencia social”,   señaló la funcionaria, quien asegura que se hace lo necesario para responder a la  población a través de las oficinas de la Gobernación.