ES UN HECHO: MANIFESTACIÓN REDES SOCIALES SE IMPONE GOBIERNO DOMINICANO ANUNCIA NO FIRMARÁ PACTO MIGRATORIO

Carolina Batista/Acento.com.do

Flavio Darío Espinal, consultor jurídico Gobierno República Dominicana.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente de la República, Danilo Medina, anunció la tarde de este martes, 4 de diciembre, que la República Dominicana no firmará ni adoptará el Pacto Mundial para la Migración, por entender, entre otros puntos que generaría compromisos migratorios que país no puede asumir.

La información fue ofrecida por el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, en una alocución en vivo desde el Palacio Nacional.

“El pacto crearía compromisos internacionales que le impedirían al estado dominicano, o lo limitarían enormemente,  para dar respuestas a situaciones que puedan darse en nuestra frontera terrestre, como resultado de las condiciones estructurales o los procesos políticos y sociales que se viven en el país vecino” expresó.

Flavio Darío Espinal explicó que si bien el pacto tiene propuestas bien vista por el gobierno y la sociedad, también tiene propuestas contrarias al interés nacional y  su adopción generaría compromisos que el país no puede asumir.

Explicó que “aunque el pacto migratorio no tendría un carácter vinculante, su adopción generaría compromisos al Estado dominicano que podrían  socavar su capacidad para hacer valer sus normas migratorias”.

Argumentó además que el pacto generaría cargas  económicas “que podrían desbordar con creces nuestros recursos”.

Resaltó además que el gobierno dominicano tiene que responder al sentir nacional.  “La adopción de un pacto de esta naturaleza requiere de un consenso básico en la sociedad dominicana que no parece existir en las actuales circunstancia”.

El presidente Medina también tomó la decisión de que el Estado dominicano no esté presente en la firma del pacto, decisión que se comunicará al secretario de la ONU por las vías diplomáticas.

El primer Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular fue alcanzado en julio pasado en la Asamblea General de la ONU.

El acuerdo no es vinculante y deja claro que cada Estado es soberano para determinar sus propias políticas en este ámbito.

El documento consta de 23 objetivos, entre los que se encuentran garantizar un regreso seguro y digno a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un riesgo real y previsible de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

Estados Unidos, Hungría y Bulgaria se encuentran entre los países que no se unirán al acuerdo. EFE