DIMENSIÓN MÓVIL: ARTE PÚBLICO EN EL 27 CONCURSO DE ARTE

Firma invitada/ Hormiga Radio Group.

Obra de Iliana García.

La exposición estará abierta hasta el 10 de febrero de 2019 en los Jardines del Centro León en Santiago de los Caballeros.  

Los artistas Iliana Emilia García, Raúl Morilla y Scherezade García exponen sus obras en los Jardines del Centro León, en la exposición de la Dimensión Móvil del 27 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes.

Esta dimensión móvil plantea sacar las obras de la sala de exhibiciones y establecer otra relación perceptiva y otra interacción con las personas que tuvieran acceso a ellas, planteando el objeto artístico como un objeto de la cotidianidad, como algo que se te aparece de la misma manera que una valla publicitaria pero con otras intenciones comentó Sara Hermann, asesora en Artes Visuales del Centro León.

Luis Felipe Rodríguez, Gerente de Programas Culturales del Centro León dijo que la muestra de arte público tendrá, luego de su estadía en el Centro León, una itinerancia por La Vega, Santo Domingo y otras ciudades.

El curador de la Dimensión Móvil, Alex Martínez Suárez explicó que esto es un experimento que persigue establecer un diálogo con las comunidades. Es una muestra de tres artistas dominicanos, dos que viven en Estados Unidos. Martínez Suárez, es egresado del programa Curando Caribe.

La exposición de la Dimensión Móvil está compuesta por 4 obras instaladas en los Jardines del Centro León, área del centro cultural con vocación de espacio público, expresada en la gran cantidad de personas que cada día hacen de los jardines el escenario de fotografías familiares y de esparcimiento cotidiano.

La Dimensión Móvil es un espacio de producción artística que se enmarca dentro del programa del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, su principal objetivo es generar un espacio de reflexión sobre las posibilidades del arte en los espacios públicos. Permite, además, establecer redes de colaboración con otras instituciones culturales de la ciudad de Santiago y del país.

Esta exposición se realiza en coordinación con Casa de Arte y La 37 por las tablas, con los auspicios de Fundación Eduardo León Jimenes y Cervecería Nacional Dominicana.

Sobre los artistas

Scherezade García (Santo Domingo, República Dominicana, 1966). Artista visual interdisciplinaria con sede en Brooklyn, Nueva York. A través de su práctica de dibujo, pintura, instalación, escultura, videos animados e intervenciones públicas, García crea alegorías contemporáneas de historia, colonización y política. Su trabajo con frecuencia evoca recuerdos de hogares lejanos y las esperanzas y sueños que acompañan a las raíces que se siembran en una nueva tierra. Al abordar la memoria colectiva y la memoria ancestral en su intervención pública y en la práctica de estudio, García presenta un retrato casi mítico de la migración y la colonización cultural.

El trabajo de Scherezade es parte de la colección permanente del Museo Smithsonian de Arte Americano, El Museo del Barrio en Nueva York, el Museo Housatonic de Arte en CT y el Museo de Arte Moderno en Santo Domingo, entre otras instituciones y numerosas colecciones personales.

Raúl Morilla (La Vega, República Dominicana, 1972). Es instalacionista, escultor y dibujante. Su producción artística profundiza en el ensimismamiento, la enajenación y el hedonismo que signan las relaciones humanas en la sociedad contemporánea. La obra de Morilla utiliza el espacio arquitectónico como instrumento discursivo, enfrentando a los públicos a un sistema de redes que capturan diversos personajes e historias. Una de sus características fundamentales es el aspecto participativo en las obras, su permeabilidad y su vocación pública, materializando en unidades autónomas sentimientos y experiencias humanas particulares.

Sus obras se encuentran en diferentes museos e instituciones entre ellos, el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo y el Centro León.

Iliana Emilia García (Santo Domingo, República Dominicana, 1970). Trabaja en dibujos de gran formato sobre lienzo y papel, instalaciones, grabados y fotos digitales sobre lienzo que representan su símbolo más emblemático: la silla. La base de su trabajo es la historia emocional de las cosas cotidianas. No se trata de la historia geográfica o física, sino del valor que le damos a lo que guardamos de los paisajes de los que venimos; y que inconscientemente seguimos con nosotros a través de encrucijadas. García ha estado usando la silla como su instrumento personal relacionado con la tradición y la historia visual; y uno de los signos más públicos, el corazón, como el símbolo para representar el lado íntimo de una actividad comunitaria como lo es sentir e interpretar.

Su trabajo es parte de la colección del Museo Smithsonian de Arte Americano, del Museo del Barrio en Nueva York, el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo y varias colecciones privadas.