Cuando de niños pobres se trata en República Dominicana

Por Pastor Pablo Ureña

Pablo Ureña, pastor, predicador, activista social y dirigente comunitario.

SANTIAGO.-Cuando no hay corazón, no hay compasión. Después de esperar el tomógrafo por más de 8 años,  llegó hace  4 meses al Hospital Infantil Regional y Universitario Arturo Grullón, sin embargo todavía no lo han puesto a funcionar por falta de un UPS, ahora dice el director del SNS que por asunto burocrático no se ha podido comprar.

Pero yo pregunto, qué magia fue la que hicieron los dueños del estadio Quisqueya, del Estadio Cibao y los encargados de la compra de la gigantesca planta Eléctrica para  la cárcel donde estarían  los procesados de  Odebrecht; para que repararan y compraran a manera de urgencia y  sin licitación todo lo que se necesitó para que esto funcionara inmediatamente ?

Qué defensores y representantes tan influyente participaron para lograr que el gobierno personalmente respondiera con tanta prontitud ( en apenas semanas repararon los estadios y en días compraron la planta). Quiénes podían morir si esto no se hacía rápido?

Quizás moriría un poco la distracción del momento ya que el juego hace olvidar la inflación y la impunidad que hay en el país.

No obstante para comprar un UPS de 2 millones de pesos (según el reconocido periodista Ricardo nieve eso lo deja de propina un funcionario del gobierno en un día de  parranda)  para un hospital de niños que le brinda servicios médicos a niños pobres de 14 provincias,donde sí están muriendo niños y se está cayendo a pedazo desde hace años hay que esperar  por más de 6 meses para su compra y quién sabe qué tiempo más.

 

No ha valido que  organizaciones de la sociedad civil realicen múltiples protestas  en demanda  de la compra del bendito UPS.