ASESINATO DEL PRESIDENTE DE HAITÍ: LA GRAN CONTROVERSIA

Evelin Valdez

El pasado miércoles amanecimos con la noticia de la muerte del presidente de Haití, Jovenel Moise y el grave estado de salud de su esposa la primera dama, Martine Moise.

Controversia y angustia en todo el mundo; la noticia que rápidamente circuló por las redes sociales, las que llevan, una avalancha de información que lleva a un proceso más rápido que las olas del mar.

Evelin Valdez (periodista).

La primera dama, que en principio se informó había fallecido, fue trasladada a un centro de salud fuera del país vecino (Haití), para ser atendida con los mejores cuidados médicos.

A pocas horas del crimen atroz, habitantes de una comunidad de Haití, atraparon a unos supuestos mercenarios colombianos, señalados como partícipe del asesinato.

¿Es creíble esa versión? Pues se supone que son profesionales en lo que hacen,  es decir, profesionales del crimen, que debieron  tener todo listo para cualquier eventualidad y un escape perfecto.

Las noticias no cesan, a cada minuto  una versión diferente, con un titular en grande.

“AUTORIDADES APRESAN A 17 COLOMBIANOS INVOLUCRADOS  EN EL MAGNICIDIO”.

¡Ay los lectores! que sólo se deben a lo que dicen las redes, los hechos no paran ahí, siguen las investigaciones, los arrestos al azar.

Los titulares siguen en portadas.

¿Qué buscaba el jefe de seguridad del presidente Moise en Colombia?

Una pregunta más que sale a la luz y sin respuesta, puesto a que estamos buscando una aguja en un pajar.

A raíz de esta nueva opción se publica, “Primera dama de Haití, despierta y habla” y se le atribuye haber dicho que fueron los colombianos quienes mataron a su esposo, sino que fueron los agentes de seguridad, “gracias a ellos   yo y mis hijos estamos vivos, ellos nos protegieron.

En ningún momento se habló de que los hijos de la pareja presidencial se encontraban en el lugar de los hechos y de que de algún modo habían salido ilesos.

¿A qué jugamos, cual es el tema?, que pasa aquí?

Esto no es un simple crimen, fue un ataque a la autoridad mayor de un país, donde se supone que debe tener gente de confianza que lo proteja ante una eventualidad de esa magnitud, su ruta de escape.

A faltado un titular.

¿Quién mandó a matar al presidente?

¿Siete colombianos muertos y a los de seguridad nos les pasó nada?, ¿ dónde están?, ¿por qué no hay fotos de ellos en los medios?

Primera dama, usted es la clave en este hecho, solo usted puede decir lo que pasó, murió un hombre, el cual se supone era quien protegía a ese pequeño mundo, basta de titulares a raíz de una voz que sale de una oficina de estrategias políticas.

Impactos: 77

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.